La conducta o comportamiento constituye el ultimo de los momentos de las estructura psíquica.

Una conducta es exitosa cuando logramos resolver algún problema o logramos adaptarnos a determinada situación. Normalmente esto supone que hubo un aprendizaje previo a dicha conducta.

A medida que vamos creciendo nuestros padres o familiares nos van enseñando las cosas cotidianas del día a día, entre estas pueden haber conductas positivas y negativas; Alguna vez se vieron repitiendo alguna acción de sus padres? o a sus pequeños hablar como lo hacen ustedes?, estas son las conductas adquiridas, aprendemos comportamientos y los adoptamos como propios por ejemplo, nos burlamos de otras personas o situaciones es porque lo aprendimos en nuestro crecimiento, o si nuestros niños dejan sus juguetes fuera del lugar es porque nosotros mismos dejamos nuestras cosas fuera de su lugar.

Pero tranquilos, no toda conducta aprendida es mala, si somos amables y respetuosos con los demás es por que nuestros adultos lo fueron, y si nuestros hijos son solidarios y cariñosos es porque lo aprendieron de nosotros.

Ahora que somos adultos y comprendemos lo importante que es enseñar cosas positivas debemos romper los patrones negativos en nuestras vidas para mejora propia y de esos pequeños futuros adultos que crecerán a nuestro molde.

Eduquemos a nuestros niños con amor y firmeza y si se comportar de manera inadecuada expliquémosles lo que hicieron mal con buenas palabras sin recurrir a la violencia verbal o física, recuerda que ellos copiaran nuestra conducta y por eso debemos ser cuidadosos y enseñar con el ejemplo, si cometemos un error analizarlo, corregirlo y disculparse sobre todo con ellos ya que eso deja una huella positiva, sembramos buenos valores y criamos adultos capases y correctos.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *